¿Dudas? Llámenos al 938 796 235 info@aseiip.com

Existe cierta clase de servicio que no se puede dejar en manos de cualquier compañía, sino de aquella que sea capaz de demostrar la idoneidad de los profesionales involucrados en la actividad, así como la confidencialidad necesaria para que el trabajo se lleve a cabo con garantías de confianza, sobre todo cuando del tratamiento de asuntos complejos, privados o muy sensibles se trata. La búsqueda de un perito judicial entra dentro de este tipo de servicio específico que debe ofrecer un profesional adecuado, correctamente formado y con la experticia necesaria para garantizar los resultados más óptimos.

Claro que el primer paso para poder elegir un perito judicial idóneo consiste en identificar de qué se trata esta función, cómo realiza su actividad esta clase de profesional y qué características debe reunir para ser considerado dentro de las alternativas.

Afortunadamente, hay agencias que pueden brindar esta clase de servicio, poniendo a su disposición a los profesionales adecuados que puedan hacer el peritaje acorde a su necesidad puntual. También son los encargados de realizar el informe pericial oportuno en pos de ser presentado a las autoridades correspondientes y, por sobre todo, usted puede encontrar en estos peritos judiciales en Barcelona el asesoramiento que necesita en función de obtener los mejores resultados, conociendo siempre el terreno que pisa. Porque muchas veces ocurre que la peritación se presenta como una cuestión técnica difícil de entender y por ello es necesario que el profesional que se ocupe de este trabajo sea capaz de brindar información clara y precisa sobre su accionar y sobre los datos que obtiene y las conclusiones a las que llega.

Por tanto, si de encontrar peritos judiciales en Barcelona se trata, desde ASEIIP podemos brindarle una solución acorde a su caso y una de las primeras misiones dentro del asesoramiento que ofrecemos, es el hecho de explicar detalladamente qué es un perito judicial y qué tipos de peritos hay.

¿Qué función cumple un perito judicial?

En los términos más sencillos, el perito judicial es el profesional con formación y experiencia en una materia determinada, quien es capaz de actuar como fuente de consulta en la resolución de un caso judicial.

Se trata de un profesional que posee conocimientos especializados y avalados por sus estudios superiores, y que se encarga de suministrar información u opinión fundada a los tribunales de justicia acerca de los puntos dudosos o litigiosos que son sometidos a su dictamen.

Hacemos fuerte hincapié en la formación del perito judicial, dado que es gracias a ella que estos profesionales son capaces de aplicar todas las técnicas y recursos de los que disponen, de una manera rigurosa, científica de hecho, para afrontar los requerimientos de su campo laboral. Es así que son tareas del perito judicial la recolección de pruebas, la indagación incluso con otros profesionales, la preservación de las pruebas obtenidas, el análisis minucioso de toda la información obtenida, la comparación de elementos y por supuesto, la aplicación de técnicas criminalísticas de laboratorio.

Tareas específicas de un perito judicial

Por lo que podemos presumir hasta aquí, la función del perito judicial es determinante, ya que resulta ser la pieza clave en la etapa de investigación y estás son algunas de sus tareas:

  • El perito judicial se encarga de dar su visión especializada a los jueces antes de que dicten sus fallos sobre los asuntos que están en litigio.
  • El rol del perito judicial, de todos modos, no se reduce a dar su opinión sobre el asunto en cuestión, sino que su principal tarea consiste en explicar detalladamente una situación en apariencia compleja, mediante argumentos bien fundados.
  • La explicación fundada del perito judicial estará vinculada a su tarea de investigación, que es la actividad principal de este profesional. Presentando incluso pruebas pertinentes a fin de aclarar y demostrar determinados aspectos que resulten válidos para una sentencia.
  • El perito judicial se encarga también de interactuar con el juez, transmitiendo sus saberes y conocimientos, de manera tal que necesita tener la aptitud mental y física necesaria para ser parte de los procesos judiciales.
  • Otro punto a destacar del trabajo de este profesional es el informe judicial, dado que el perito debe confeccionarlo y entregárselo al juez. Allí deben figurar los fundamentos y las condiciones en que se llegó a la conclusión pertinente.
  • Es importante que el perito judicial asuma el secreto de confidencialidad con el objetivo de preservar los datos y cualquier tipo de información sensible relacionada a las personas que están implicadas en el caso judicial en cuestión.
  • No sólo será responsable de elaborar y entregar el informe judicial, ya que el perito también debe entregar los materiales que utilizó para llegar a su conclusión, dado que estos elementos también pueden resultar de utilidad para comprender de manera más acabada el informe presentado.

La tarea principal entonces del perito judicial es proporcionarle al juez una opinión, la cual debe estar bien fundada y regirse bajo los principios de razonabilidad, coherencia, proporcionalidad y buena fe.

Tipos de peritos

Ya hemos conocido en detalle qué es lo que hace a la definición de perito judicial, así como también hemos descubierto cuál es su accionar, es decir, la función que cumple y las tareas que lleva en este rol, pero ¿qué tipos de peritos hay?

Podemos decir como norma general que existen dos tipos de peritos: los peritos nombrados judicialmente y los propuestos por una o ambas partes.

Es válido aclarar que el hecho de que el juez proponga un determinado perito no resta mérito a aquel que es presentado por una o ambas partes, dado que los dos peritos ejercen la misma influencia en un juicio.

Otro punto a dejar en claro es que en un mismo proceso judicial pueden convivir ambos tipos de peritos, es decir, puede haber uno o más peritos convocados por el juez y uno o más peritos convocados por una o ambas partes.

Cuando una de las partes involucradas en el proceso judicial es quien propone el perito, este debe ser aceptado por el juez o el fiscal.

Nuestros peritos judiciales en Aseiip se especializan en falsificación de documentos, realizando el estudio y análisis oportuno de artículos susceptibles de falsificación.
¿Quiere conocer en detalle nuestro servicio de peritaje? ¡No dudes en contactar con nosotros!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies